viernes, 5 de noviembre de 2010

Sueño...mucho sueño

Hemos pasado por muchas etapas con el sueño de Sofía. Al principio, los primeros días se despertaba sólo para mamar.  Al cabo de una semana comenzó a llorar sobre todo por las noches, hasta las dos o tres de la madrugada. A los dos meses aproximadamente hacía sueños más largos de noche y dormía mucho menos de día. De los 4 a los 7 meses fue muy duro, había noches que se despertaba cada hora y además coincidió con mi incorporación al trabajo: un desastre. Después hacia los nueve meses vivimos un periodo de ensueño, nunca mejor dicho, dormía muchas horas seguidas y hasta bastante tarde... Alrededor del año volvió a dormir a ratitos por la noche, algunas noches del verano fueron desesperantes. Y ahora con casi un año y medio duerme casi del tirón desde hace un mes aproximadamente. ¿Sabeis lo único que me ha enseñado mi hija del sueño de los bebés? Pues que todas las fases pasan, que cualquier avance o vuelta atrás es temporal y que lo mejor que hay que hacer es tener muchísima paciencia y amor.
Vuelvo a las andadas, un saludo a todos.

1 comentario:

  1. muy bien y totalmente de acuerdo en tu conclusión.
    Saludos y dulces noches.

    ResponderEliminar